Cuentan los antiguos que hace muchos años atrás aquí en la ciudad de Cariamanga, existía el Carro que llevaba las almas, o también llamado “Carro del Diablo”, el cual valga la redundancia llevaba el alma de muchas personas entre ellas algunos de los ricos de aquella época que tenían un supuesto pacto con el demonio, y que gracias a esto lograban incrementar su fortuna. Cabe recalcar que estas personas aún vivían pero ya sus almas eran presas del demonio.

Esta historia se da lugar cuando un hombre de mediana edad, iba con su caballo viajando a la ciudad de Amaluza; de repente observa a lo lejos luces como de carro que se acercaban, en lo que él se detiene a observar con absoluta sorpresa y temor ya que en esa época no existía carretera sino únicamente un camino, y para mayor temor del hombre el carro se acerco inmediatamente donde él estaba a lo que pudo apreciar que el carro estaba cubierto todo de llamas y que al correr se escuchaba el sonido del oxido de las los fierros, y en la parte interna se encontraban las “personas” las cuales se podía notar que disfrutaban de una gran fiesta, el hombre completamente asustado empieza a rezar a Dios, para que lo ayudase a lo que el carro se alejo que dando únicamente el aullido de los perros.

A su regreso el Hombre hizo público el hecho ocurrido y por lo que se dijo que en ese carro iban únicamente él alama de aquellos hombres que vivían en Cariamanga y que eran personas que tenías sus almas vendidas al demonio.

Anuncios